Nostalgias del futuro

flecha

Tal vez te levantes una mañana temprano, cuando tus hijos aún están en casa, el día te parece maravilloso, estás con ánimo para comenzar tu trabajo y el día anterior fue un buen día… pero de pronto te embarga la ansiedad de los adultos: Quieres que aquel día dure para siempre ¡Ojalá el tiempo pasara más despacio! Tienes estas flechas en tu aljaba, pero antes de dispararlas necesitas aguzarlas, ponerles plumas, balancearlas y quizás hasta enderezarlas…

Por un tiempo nuestros hijos están seguros en la aljaba; pero luego tomaremos el arco en nuestras manos, y al día siguiente la flecha está en la cuerda, el arco se dobla y tu hijo se dispara en dirección al futuro, hacia un blanco situado más allá de nosotros. Y ni siquiera estaremos aquí para ver gran parte de su trayectoria.

 

“La tragedia de la vida no es lo que sufrimos, sino lo que nos perdemos”

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *