Un Padre Verdadero…

1280px-Father_and_Son_(4879069017)

Un padre verdadero le dice a su hijo: “Haz lo que yo hago”

No se trata de hacer un comentario futbolístico, sino de hacer algunas apreciaciones sobre determinados sucesos en nuestra sociedad, que repercuten en la formación de los niños y jóvenes.

Recientemente, un jugador de fútbol fue suspendido por la Comisión Disciplinaria de la Confederación Sudamericana de Fútbol por actos no deportivos dentro del juego. El acto del jugador es realmente grosero y hace perder brillo a un deporte del que todos disfrutamos. Y no podemos justificar estos hechos con frases como “así es el juego”, no podemos llamar a lo malo bueno y a lo bueno malo.

Sin embargo el mayor peligro está en lo que los niños aprenden de esto. Ellos tienen, sin proponérselo ni darse cuenta, a los adultos como modelos, dentro de los cuales están sus padres y  sus ídolos deportivos.

La inteligencia está relacionada a la habilidad de un individuo de captar datos, comprenderlos, procesarlos y emplearlos en futuras decisiones en su vida. Si al niño le damos malos datos este registro queda en su cerebro y le servirá como fuente de su conducta como adulto. Con actos que no tienen nada que ver con la competencia estamos dando una mala información a la mente de los niños que luego tomarán estos hechos como “normales” dentro del juego de la vida real.

Finalmente dejo una pregunta, ¿les podemos decir a nuestros hijos que hagan lo que nosotros hacemos?, ¿podrá este deportista decirles a sus hijos, si los tiene “hijos, hagan lo que yo hago”? Cuidemos pues lo que los adultos hacemos si queremos generaciones que tomen las mejores decisiones en su vida.

Eduardo Montalván

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *