Cómo Mejorar la Relación con tus Hijos

Caratula-Relaciones

acerca del curso

La relación con los hijos se da en dos niveles: lo interno y lo externo a ellos. La relación en la dimensión externa se refiere a las actividades que realizamos cada día que compartimos en familia, como por ejemplo, estar en casa, hacer tareas del colegio, ver una película, compartir un juego de mesa, salir a pasear, salir a comer a un restaurante, visitar a los parientes y otras muchas que cada familia tiene como parte de su vida.

Sin embargo, existen otras experiencias que nos permiten relacionarnos con nuestros hijos de corazón a corazón, de emoción a emoción; una relación que brota del interior en las que no necesariamente pueden estar presentes actividades o tareas. Esa es la relación que este curso busca fortalecer y por eso cada lección le da a los padres conceptos que les servirán para disfrutar una comunicación que brota del interior de sus hijos: su corazón.

LO QUE VEREMOS EN EL CURSO
  • Capítulo 1: Comunicación de Espíritu a Espíritu

    Hay algo en el interior del ser humano que supera toda definición o toda descripción objetiva. Es la capacidad que tenemos para comunicarnos sin un lenguaje específico.

  • Capítulo 2: Vivir con Límites es mejor que vivir con Reglas

    Las reglas son directivas y no necesitan mayor reflexión. Los límites son espacios y tiempos y ayudan a los hijos a desarrollar su capacidad reflexiva.

  • Capítulo 3: Estaré aquí cuando me necesites

    ¿Estamos dispuestos a que nuestros hijos cometan algunos errores? Cuándo se rebelan o fallan ¿qué pueden esperar de nosotros, desilusión y vergüenza? o comprensión, amor incondicional y seguridad?.

  • Capítulo 4: Escuchar es mejor que hablar

    Aunque a veces resulta difícil creer, los hijos necesitan hablar con nosotros. pero se cierran y se molestan y cuando eso sucede los padres ya no hacemos mayor esfuerzo para escuchar. Aquí aprenderás el verdadero significado de escuchar.

  • Capítulo 5: Cine Fórum

    Una chica de “familia” se enamora de un joven agresivo y violento, pero… guapo.

  • Capítulo 6: Motivación es mejor que presión

    Muchos padres están convencidos que los hijos necesitan “presión” para que se esfuercen. Aquí aprenderemos que la fuerza más poderosa que mueve a los hijos es la motivación que viene de su interior.

muestra del curso